49. ¿Qué ocurre después de la muerte? – Jayaram V

Tomado de la web www.hinduwebsite.com, y escrito por Jayaram V, he elegido este artículo por su interés para todos. Al final, algunas reflexiones personales que me surgieron después de leerlo. 

afterlife

¿QUÉ OCURRE DESPUÉS DE LA MUERTE?

Este es uno de los mayores enigmas en la vida. Nadie sabe la respuesta con certeza. Puedes encontrar algunas respuestas, pero no estarás seguro de si son correctas. He escuchado al menos a dos gurús espirituales famosos intentando responderlo. Cada uno de ellos habló durante media hora más o menos. Dieron vueltas y vueltas al asunto, pero no fueron directos. O bien no lo sabían, o estaban tratando de evitar una respuesta definitiva.

Por favor, no estés bajo la impresión de que en la siguiente exposición voy a darte una respuesta sencilla, aunque creo que al final de la exposición podrás entender por qué puedo haber aportado una perspectiva única en la materia en términos contemporáneos, que es una aproximación cercana a las escuelas tradicionales de Advaita y Vishistadvaita.

Si sigues de cerca mi proceso de pensamiento en la siguiente exposición hasta el final, y con algo de imaginación, entenderás como todas esas ideas sobre Maya, el Ser, y el mundo como una proyección del Ser tienen sentido, y por qué son verdades universales más que teorías especulativas.

 

La costumbre creó los cielos y los infiernos

La muerte es un misterio, y la vida después de la muerte es un misterio aún mayor. Nadie realmente sabe qué le pasa a un ser o un alma después de la muerte. Cada religión responde a esta pregunta a su manera. Están más en desacuerdo que de acuerdo en los detalles, procesos, y posibilidades. Existen tantas teorías y descripciones como religiones, escuelas de filosofía y tradiciones espirituales existen.

Los cristianos creen que si aceptas a Jesucristo como su salvador, cuando mueras entrarás en el cielo de Dios y vivirás en su Compañía. Si no es así, estarás condenado a un infierno eterno. Los musulmanes también creen en el cielo de Dios, pero es un cielo diferente donde solo pueden entrar los creyentes de Alá, y los demás irán al infierno.

Los budistas creen en la existencia de múltiples cielos e infiernos. Según ellos, cuando muere una persona, entra en uno o más de los mundos celestiales o infernales, dependiendo del estado de su mente en el momento de la muerte. Para ellos, el más allá en cualquiera de esos mundos es una distracción para los seres mortales, que retrasa su liberación y prolonga su sufrimiento.

El hinduismo también cree en múltiples mundos de luz y oscuridad. Sin embargo, la creencia predominante es que con la muerte las almas irán o bien al mundo eterno de Brahman, si alcanzan la liberación, o al mundo de los ancestros si no han resuelto su karma. El mundo de los ancestros es un mundo temporal. Las almas que transmigran permanecen allí hasta que se agotan sus karmas y vuelven a la tierra a nacer de nuevo.

 

Mundo astral y vida extraterrestre

Además de los anteriores, existen numerosos movimientos nueva era, cada uno con su propia versión de lo que le ocurre a un alma con la muerte. Algunos incluso creen en la existencia de planetas alienígenas y mundos extraterrestres, a los que las almas van con la muerte y continúan su existencia.

Algunas tradiciones de maestros en la India y en otras partes sugieren que las almas entrarán en los mundos astrales con la muerte, que se dice que de muchas maneras son similares a nuestro mundo pero que son sutiles, donde las almas que partieron disfrutan de mayor libertad y flexibilidad en manifestar su voluntad y sus deseos. Finalmente, tenemos a los ateos que piensan que el cielo y el infierno son fantasías de la imaginación, y que la muerte es la verdadera liberación. Así, puedes ver que hay numerosas creencias, opiniones, y teorías sobre la vida después de la muerte, y lo que les ocurre a las almas después de que se vayan de aquí.

 

El destino de los animales

Tampoco hay unanimidad entre las religiones sobre el destino de los animales, y otras criaturas después de morir. Algunos creen que todos los seres vivos poseen almas y están en diferentes etapas de evolución espiritual. Por lo tanto, ellos también entran en el cielo o el infierno según sus actos. Algunos creen que los animales también tienen su cielo animal donde permanecen tras la muerte y vuelven a la tierra en una forma superior. Otros sostienen que los pájaros, animales y otras criaturas no tienen almas. y no tienen vida después de la muerte. Para ellos es como si este mundo fuera un gran Disneyland donde el Grande ha provisto a los humanos de numerosos juguetes vivos y que respiran para ser su comida, entretenimiento y blanco de práctica.

 

Experiencias cercanas a la muerte

Las experiencias cercanas a la muerte que están registradas por muchos tampoco aportan una imagen clara. Numerosos estudios muestran que la gente difiere en los detalles de sus experiencias cercanas a la muerte. En otras palabras, en su lecho de muerte no experimentan todos el mismo mundo ni pasan por las mismas circunstancias. Sus experiencias coinciden mucho con su estado de consciencia, o su religión, valores y creencias.

Por ejemplo, en una experiencia cercana a la muerte, es más probable que un hindú vea a un maestro espiritual o un cielo o infierno como lo describen las épicas y los Puranas, mientras que un cristiano puede que vea una figura como Jesús o a un ángel caminando hacia él en una luz brillante. De manera similar, los budistas y los musulmanes puede que vean mundos diferentes y pasen por experiencias diferentes según sus creencias. En todos estos casos son sus mentes las que parecen estar arrastrándoles a los mundos que coinciden con sus creencias, conocimientos y conciencias.

 

Todo es una proyección, Maya

Lógicamente hablando, parece que lo que la gente puede experimentar en las últimas etapas de sus vidas o en su vida después de la muerte está dado forma ampliamente por la calidad y la naturaleza de su consciencia. Es una proyección de su consciencia lo que crea la realidad y les dota de la experiencia. Como la consciencia es única en cada persona y en cada caso, la experiencia de la realidad también será diferente para cada persona. Es más probable que si la misma persona pasa por dos experiencias cercanas a la muerte en dos etapas de su vida, una de joven y la segunda de anciano, sus dos experiencias puede que no sean completamente iguales.

La diversidad de la experiencia en el mundo fenoménico es el denominador común de la vida en todas las formas y etapas. Es verdad para todo ser viviente sobre la tierra. Puedes ver que nada de la creación es fijo. Todo se mueve y cambia. La impermanencia y la flexibilidad del mundo son por lo que experimentamos nuestras vida de manera única y diferente. Es también razón suficiente para que respetemos la vida, para ser tolerantes, y dejar que cada alma viva la vida. Puede que todos pasemos por situaciones idénticas, pero dejan impresiones diferentes en nuestras mentes y consciencias porque todos no percibimos, pensamos o sabemos lo mismo.

La realidad que es experimentada por cada alma sobre la tierra es su propia proyección. Está coloreada por su consciencia. Por tanto, aunque todos vivimos en el mismo mundo y en el mismo planeta, experimentamos diferentes realidades y vivimos en mundos diferentes. Están coloreados por nuestros conocimientos, conciencia, deseos, intenciones, relaciones, expectativas, miedos, esperanzas, etc.

Se vuelve todavía más extaño cuando entramos en nuestra consciencia profunda. Cualquier pequeña similitud y base común que exista en el mundo exterior, desaparece en gran medida en los mundos sutiles, donde tu consciencia es el único arquitecto de todo lo que creas y disfrutas. Tú es literalmente el Dios de esos mundos, o Isvara, el señor. Tú eres el sujeto y el objeto de lo que sucede allí. Tú eres el conocedor y lo conocido. Tú eres el Brahman de ese universo, que no puede ser percibido pero que hace posible la percepción.

Por ejemplo, toma tu propio mundo de los sueños. Cada vez que sueñas, entras en un mundo diferente. Dos sueños tuyos nunca serán iguales. Nunca dos personas tendrán el mismo sueño. Cada sueño es un mundo en sí mismo, al que da forma su consciencia y la naturaleza esencial de la misma. Tus pensamientos, esperanzas, miedos, deseos, apegos, expectativas, recuerdos, acciones anteriores, conocimientos e imaginación aportan los ladrillos y el mortero para esas creaciones que manifiestas en tus sueños. Lo mismo ocurre cuando meditas y visualizas. Incluso si practicas una meditación guiada, lo que crees en tu mente será único.

 

La vida después de la muerte es también solamente una proyección del Ser

El mismo proceso se repite cuando una persona muere. Cuando un alma o la consciencia es liberada del cuerpo y entra en las dimensiones de reinos superiores, comienza a proyectar su propia realidad y crea su propio mundo según el estado de la mente y la pureza de la consciencia. Si el alma es completamente pura, como en el caso de los seres liberados, proyecta una realidad infinita, en la que nada existe excepto sí mismo. Se convierte en la suma de todo, la totalidad de todo, la perfección absoluta, la constante singular que es indestructible, inmutable, eterna e indivisible, sin un segundo.

Si tiene impurezas, como en el caso de las almas transmigratorias, el mundo que crea estará limitado por sus propias impurezas, el estado de la mente, los deseos predominantes, los pensamientos habituales, las impresiones latentes, los miedos suprimidos, y los anhelos incontrolables. Aún será el señor de ese mundo limitado y grisáceo, en el que manifestará su realidad según sus gustos y aversiones pero la creación no será tan majestuosa o expansiva como la del Ser puro. Vive en ella, y experimenta placer y dolor y otras dualidades de la vida según su karma acumulado. En este sentido, merece la pena considerar los siguientes puntos:

  1. Las almas son eternas, indestructibles, indivisibles e infinitas. Sin embargo, en Samsara* son objeto de Maya, el poder de la Naturaleza.
  2. Las almas puras que están liberadas existen en un estado de infinito tras partir de aquí. Proyectan universos infinitos dentro de sí mismas y no poseen otra conciencia, ni proyectan ninguna realidad que conduzca a experiencias de dualidad y división.
  3. Las almas impuras, que están atadas a la naturaleza y confundidas por la ilusión y la ignorancia debido a Maya, proyectan una realidad mezclada de luz y oscuridad según sus formas y deseos predominantes. A causa de la ilusión, toman esos mundos como reales y permanecen engañadas. Su ilusión continúa incluso después de la muerte donde aceptan los mundos que proyectan como reales y se involucran en ellos.

*Samsara: el ciclo de nacimientos y muertes hasta que se alcanza la liberación

Así, la experiencia de después de la muerte es única para cada alma y muy de la forma de su pureza y estado de consciencia. Al partir de aquí cada alma encarnada proyecta su propia realidad, crea su propio mundo o mundos en los reinos sutiles, según sus gunas** predominantes, creencias, deseos, y apegos. Proyecta copias sutiles de los seres y objetos a los que está apegado, y crea un mundo que será muy aproximado a la naturaleza de su consciencia superviviente. Habiendo proyectado el mundo o mundos, los disfruta como el señor y el testigo. Si la consciencia es más pura, proyecta mundos más puros y brillantes y habita en ellos como su señor. Si la consciencia es oscura y confundida, proyecta mundos similares y permanece engañada por ellos.

**las 3 gunas o cualidades compartidas por todo en la Naturaleza: satwas (bondad, pureza, luminosidad), rajas (pasión, actividad, confusión) y tamas (oscuridad, pereza, destrucción). En el camino espiritual se debe trabajar por incrementar satwa en uno hasta llegar a trascender las 3, con la iluminación.

 

Lo que haces ahora determina como vivirás allí

Ni este mundo ni el siguiente son reales. Ambos son proyecciones del Ser que tiene una dimensión universal en su estado más puro y una potencia limitada en estado limitado. En ambas situaciones, debido a Maya, el Ser toma sus creaciones o proyecciones como reales y se identifica a si mismo con ellas. La naturaleza de sus proyecciones e implicación depende mucho de los que experimente aqui y de lo que acumule, como en tu caso y el mundo de tus sueños y sueño profundo, las experiencias están muy relacionadas con lo que hayas experimentado en tu estado de vigilia.

Por ejemplo, si pasas la mayoría del tiempo en compañía de mala gente, tendrás problemas para dormir pacíficamente. Lo mismo pasa en la vida también. Si no regulas tu vida en la tierra y te consientes acciones indiscriminadas, tendrás una vida después de la vida problemática. Si no purificas tu mente y tu cuerpo, o si permites que prevalezcan cualidades negativas, en tu vida despues de la vida te implicarás a tí mismo en mundos más oscuros y aterradores y te someterás a tí mismo a una agonía dolorosa.

 

Tú eres el tribunal, el juez, el testigo y el acusado

Aquí están una serie de puntos que merece la pena recordar:

  • Lo que quiera que haya aquí o en el más allá, tú eres el que manifiestas tu vida y creas tu mundo.
  • No hay nadie que te castigue o te recompense en la próxima vida. Tú mismo lo haces con la proyección de tu consciencia.
  • Tú eres el señor y el dueño del universo que creas, y de los mundos que habitas.
  • Tú permeas esos mundos, que creas en diferentes reinos o planos de existencia, y entras en ellos también como su único habitante.
  • Todo lo que se manifiesta en esos mundos es tu proyección y solo tu. Apareces en numerosas formas y con numerosas identidades para crear la ilusión de la diversidad.
  • Por ello, cuando pienses en la muerte debes saber que tu existencia en el próximo mundo será similar a lo que tu mente proyecte ahora, Si quieres mantenerla pura o confusa, depende de tí.

Tú eres la fuente de las dos, la vida y la muerte. Incluso engañado, no cesas de crear y manifestar, como el sol no cesa de radiar vida incluso cuando está cubierto de nubes. Tanto si es aquí como en el próximo mundo, tú eres siempre el mismo Ser eterno. Lo que cambia o se mantiene cambiante es la realidad que tú proyectas. 

 

http://www.hinduwebsite.com/ask/what-happens-after-death.asp

destacado en negrita hecho por mi.

—————-

 

CONCLUSIONES PERSONALES

Pocas cosas causan mayor inseguridad en los seres humanos que este tema, la vida después de la muerte. Enamorada como lo estoy de la lógica del Sanatana Dharma, uno no puede negar que esta explicación ha sido dada siguiendo la más pura lógica, que está a la altura de la mente más exigente. Y algo ha quedado claro PARA MÍ, en este mismo proceso de pensamiento lógico: la necesidad de cuidar nuestro propio estado mental, porque la mente puede:

  • construir si la domamos
  • destruir si nos controla
  • convertirse en la cerradura para que conectemos y experimentemos la divinidad en nosotros y en todo, si está purificada

El budismo, un hijo del hinduismo, acierta cuando resalta la importancia del estado mental en el proceso espiritual, porque eso es lo que su Madre, el hinduismo, ha hecho siempre. Existen diversos tratados de psicología permeando los textos hindúes antiguos, de los que muchos psicólogos modernos de los siglos XIX y XX, como Carl Jung, derivaron profunda inspiración. Incluso en la concepción occidental moderna no han sido capaces de diseccionar la mente, sus habilidades, funciones y relaciones, como se ha hecho en los sastras (escrituras sagradas hindúes), las cuales dan a la mente diferentes nombres según la descripción de sus capacidades y su relación con la Trascendencia.

La mente es la herramienta de la Consciencia (con mayúsculas) para manifestarSe en nosotros, y para permitirnos verLa en todo.Velada en las bestias y en los humanos de naturaleza baja, completamente manifestada en santos, Mahatmas y Avataras, pero presente en todo y en todas partes, para tu beneficio y el beneficio del todo, deja que tu mente sea un cristal claro.

Todo el sadhana (práctica espiritual), kirtan (cantos devocionales), meditación, tapas (sacrificios) por los que podamos pasar, estilo de vida sátvico (puro), todo, tiene solo un objetivo: purificar la mente lo más posible. Porque solo a través de una mente transparente, la Consciencia será capaz de manifestarSe plenamente a Sí Misma. Solo con una mente pura y con un corazón puro, seremos nosotros capaces de recibir la Gracia que Iswara está derramando sobre nosotros eternamente, desde el no-comienzo de los tiempos (el tiempo para la cosmovisión hindú es cíclico) hasta nuestro final de este ciclo de nacimientos y muertes. Cuando nuestra mente sea clara, nos permitirá experimentar lo que esperamos alcanzar, la liberación (Moksha), que ya está en nosotros. Pero que la mente oscurecida nos impide ver. Sólo esa mente reluciente brillará para encender los universos con la lámpara del Divino realizado en nosotros. Porque una clara mente purificada nos evitará que los karmas nos afecten. Nos permitirá que realicemos lo que verdaderamente SOMOS: la esencia divina subyacente en el Universo, el Brahman, el Divino….¿será el Divino tocado o afectado por los karmas?. ¡Que todos los seres realicen esta Verdad!

OM TAT SAT

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s