48.¿Qué es el hinduismo? – N.S. Rajaram

Traducido de https://bharatabharati.wordpress.com/2017/01/17/what-is-hinduism-n-s-rajaram/. Y con unas notas personales al final del artículo.

 

Es un error muy grande decir que todas las religiones dicen lo mismo. Rotundamente no es así. Cuando Krishna dice, “Aquellos que adoren a otros dioses con devoción, me adoran a mi,” y Jesús dice “Aquel que no está conmigo está contra mí,” no están diciendo lo mismo.- Dr N. S. Rajaram

Muchos hindúes, incluyendo a algunos que se ven a sí mismos como líderes y pensadores se quedan mudos cuando se les pide que describan lo que ven como las características esenciales del hinduismo. Siendo este el caso, no es sorprendente que la gente joven esté confundida – confundiendo el ritual y las prácticas tradicionales con la esencia. Lo que se da aquí es una descripción racional que no se basa en las creencias ni prácticas de ninguna secta.

Lo primero a destacar es que el hinduismo no puede ser visto como una religión que derive su autoridad de un libro o de las enseñanzas de un fundador: esto son solo sectas. El término apropiado para lo que ahora llamamos hinduismo es “Sanatana Dharma”. No es un credo como el cristianismo o el Islam, sino un sistema filosófico que tiene la libertad espiritual como su núcleo. Cualquier camino que acepte la libertad espiritual de todos puede ser considerado como parte del Sanatana Dharma. No tiene fronteras nacionales o geográficas. A diferencia de La Meca para el islam y Jerusalén para el cristianismo, cualquier tierra en cualquier país puede ser la Tierra Santa para los hindúes.

 

OmEl hinduismo es anadi (sin principio), y apaurusheya (sin fundador humano)

La base del hinduismo o Sanatana Dharma es la búsqueda de la verdad cósmica, lo mismo que la búsqueda de la verdad física es el dominio de la ciencia. El registro más temprano  de esta búsqueda es el Rigveda. Su contenido es el registro de sabios antiguos quienes por cualquier medio intentaron conocer la verdad sobre el universo, en relación al lugar del Hombre en el cosmos. Vieron a la naturaleza – incluyendo todas las cosas vivientes y no vivientes – como parte de la misma ecuación cósmica.

Esta búsqueda no tiene un comienzo histórico. Esto no quiere decir que el Rigveda siempre existiera como un trabajo literario. Significa que no podemos señalar un tiempo en particular o una persona en la historia y decir: “Antes de que este hombre hablara, el Rigveda no existía”. Por otra parte, podemos decir esto sobre el cristianismo y el islam, porque son religiones históricas.

Esto trae otra faceta importante del Sanatana Dharma o hinduismo: es  a-paurusheya, lo que significa que no está originado en ningún hombre  (purusha). Esto es que no tiene un fundador histórico como el cristianismo tiene a Jesucristo y el islam tiene al profeta Mahoma. Podemos decir que Jesús es el purusha del cristianismo mientras que Mahoma es el purusha del islam. Estas religiones no pueden existir sin sus fundadores. Cristianismo e islam son por lo tanto paurusheya. El hinduismo no tiene un purusha en cuya autoridad exista.

El hinduismo es también a-paurusheya en un sentido más profundo, que le acerca a la ciencia, y acerca su búsqueda espiritual al método científico. En las religiones paurusheya, la palabra del purusha (fundador) –  ya sea Jesús o Mahoma –  debe ser aceptada sin cuestionarla. Esto da lugar a una autoridad que hace cumplir las normas conocida como el clero, para asegurar que nadie se desvía del ´verdadero camino´ como lo mostró el fundador, pero en realidad, como lo ordena el representante humano que afirma ser el verdadero portavoz del purusha. Él es la autoridad que hace cumplir las normas de la fe verdadera.

Esto conduce naturalmente a que los hombres ejerzan poder político en el nombre de Dios. Esto es lo que llamamos teocracia. La autoridad es la escritura, que se dice que representa la palabra de Dios como se transmitió a través de su medio (el Purusha). En este diseño, el medio invariablemente se vuelve más importante que Dios. Por ejemplo, es Jesús y no su Dios lo que define el cristianismo. También, el libro sagrado se vuelve también el libro de leyes en las manos de quienes lo hacen cumplir.

El hinduismo por otra parte deja libre de cualquier autoridad religiosa al individuo. Si cualquier obra es considerada grande, es a causa de su propio mérito y no a causa de la autoridad del autor. De forma similar, un maestro es considerado grande a causa de la grandeza de su enseñanza. Por ejemplo, Vishwamitra es considerado un gran sabio a causa de la grandeza del Gayatri Mantra, que él enunció. Si alguien diferente a Vishwamitra nos hubiera dado el Gayatri Mantra, se seguiría considerando grande por su mensaje. Es lo mismo con Krishna y el Gita. Es el mensaje del Gita lo que ha llevado a la gente a reverenciar a Krishna como un gran maestro. También, un hindú es libre de cuestionar o rechazar cualquier parte o la totalidad de una obra religiosa.

Es diferente con las religiones reveladas como el cristianismo y el islam: Jesús y Mahoma son invocados como autoridad para justificar las enseñanzas que algunas veces no se pueden justificar por su propio mérito. No existe ninguna autoridad así en el hinduismo: la enseñanza debe mantenerse o caer por su propio mérito. Esto es lo que lo hace apaurusheya. Las verdades cósmicas existían antes de la llegada de Vishwamitra y de Krishna. Estos sabios, que las expresaron primero, fueron personas históricas pero la verdad de su mensaje es eterna y siempre existió. 

Esta característica –  de centrarse en el mensaje y su verdad más que en la autoridad de la fuente acerca al Sanatana Dharma a la ciencia y al método científico. En la ciencia también, un principio o una teoría debe mantenerse o caer por su propio mérito y no por la autoridad de nadie. Si Newton y Einstein son considerados grandes científicos, es por la validez de sus teorías científicas.

En ese sentido, la ciencia también es a-paurusheya.  La Gravedad y la Relatividad son leyes eternas de la naturaleza que existían mucho antes de Newton y de Einstein. Pero nadie invoca a Newton o a Einstein como figuras de autoridad para ´probar´ la verdad de las leyes de la naturaleza. Existen por mérito propio. Lo mismo es verdad para el Gita y el Gayatri Mantra.

El hinduismo reconoce la libertad del individuo. No reconoce ninguna afirmación de ningún profeta como el poseedor de la “única” verdad o del “único” camino. 

Esta es probablemente la mayor diferencia entre el Sanatana Dharma y las religiones reveladas como el cristianismo y el islam. Uno puede ver esto en una proclamación reciente del Vaticano. En un documento titulado “Declaración del Señor Jesús”[Dominus Iesus] el Vaticano proclama que los no-cristianos están en una “situación gravemente deficiente” y que incluso las iglesias no-católicas tienen “defectos” porque no reconocen la supremacía del Papa.

Esto significa por supuesto que el Vaticano rechaza reconocer el derecho espiritual de otros (incluyendo los hindúes) a sus creencias y prácticas. Envía a los no-critianos al infierno; la única manera en la que pueden salvarse es haciéndose católicos y sometiéndose al Papa. También hace al Papa más importante que tanto a Dios como a Jesús. 

Merece la pena señalar que esta afirmación no tiene nada que ver con Dios, o con la conducta noble. A un no-cristiano que vive una vida virtuosa también se le envía al infierno porque rechaza reconocer a Jesús como el único salvador y al Papa como su representante en la tierra. Lo mismo es verdad en el islam: uno debe someterse al Profeta Mahoma como el último, de hecho el único profeta, para ser salvado. La creencia en Dios no significa nada sin la creencia en Cristo como el salvador o Mahoma como el Último Profeta.

Uno que cree en Dios pero no acepta a Jesús o a Mahoma como intermediario es aún considerado como un no-creyente y por lo tanto un pecador. Simplemente no toleran el pluralismo. Eso es lo que hace tanto al cristianismo como al islam exclusivistas. El rechazo a esta formulación es también lo que hace al hinduismo pluralista y tolerante.

De esto queda claro que lo que gobierna una religión revelada no es Dios sino el fundador que afirma ser el intermediario de Dios. (El clérigo que actúa en nombre de fundador se convierte en la autoridad que hace cumplir las normas o en la policía del pensamiento). Un creyente es el que acepta al intermediario como el salvador. Dios es irrelevante. Es incluso prescindible pero no el intermediario, quien es muy importante.

El hinduismo no reconoce a ningún intermediario como mensajero único de Dios. De hecho el Rigveda mismo dice: “ekam sat, vipra bahuda vadanti,”que significa “la verdad cósmica es una, pero los sabios la expresan de muchas maneras“. El contraste entre el exclusivismo y el pluralismo queda claro cuando comparamos las siguientes afirmaciones de Krishna y Jesucristo.

Krishna en el Bhagavadgita dice: “Todas las criaturas grandes y pequeñas – Yo soy igual para todos. No odio a nadie ni tengo ningún favorito… Aquel que adora a otros dioses con devoción me adora a mí.” Jesús en la Biblia dice: “Aquel que no está conmigo, está contra mí”

Esto significa que Krishna no tiene favoritos y acepta todas las formas de adoración –  incluso la adoración de otras deidades. Pero las religiones reveladas como el cristianismo y el islam no podrían existir sin favoritos o intermediarios como el Profeta o el Hijo de Dios. La Biblia dice que Dios es celoso. Reflejando el “Dios celoso” de la Biblia, el intermediario elegido también es celoso.

Esto se refleja tanto en la Biblia como en el Corán: “Aquel que no está conmigo, está contra mí,” dice el Jesús de la Biblia (Mateo 12.30). Así que un devoto no puede conocer a Dios, sino que solo puede ir a través del intermediario que guarda celosamente su acceso exclusivo a un Dios igualmente celoso.

El hinduismo es el opuesto exacto a esto. Cualquiera puede conocer a Dios y ningún intermediario celoso bloquea su paso. Y la tradición hindú tiene sus métodos como el yoga y la meditación para facilitarle a uno que conozca a Dios. Es más, esta libertad espiritual se extiende incluso al ateismo. Uno puede ser agnóstico e incluso ateo y aún afirmar que es hindú.

Además, no hay nada que frene a un hindú de reverenciar a Jesús como el Hijo de Dios o a Mahoma como un Profeta. A diferencia de un cristiano o un musulmán que reverenciase a Rama o a Krishna como un avatar sería rechazado como hereje. Esto es también lo que hace al cristianismo y al islam exclusivos, y al hinduismo pluralista e inclusivo.

De esto queda claro también por qué las religiones reveladas siempre afirman ser monoteístas: Un Dios permite solo Un Intermediario. Así que todas las religiones monoteístas tienden a querer tener el monopolio. También requiere de una policía del pensamiento el imponer este sistema de creencias, como lo hacen todos los dictadores terrenales. Entonces, invariablemente se vuelven sistemas políticos teocráticos. Sin embargo, en el hinduismo, Dios es interno al buscador. Como resultado cada buscador tiene su propia versión de Dios. Tradiciones diferentes como Dvaita, Advaita y otras representan diferentes senderos. No ejercen autoridad y no hay clero para imponer.

Swastika: Motif on ancient pottery found in BulgariaHinduismo y libertad espiritual

Entonces el objetivo más importante del hinduismo es la libertad del espíritu. Así como la ciencia insiste en la libertad al explorar el mundo físico, el Sanatana Dharma encarna la libertad en la exploración del campo espiritual. No hay dogmas o profetas  –  o sus agentes –  para obstaculizar el camino. Esto permite al hinduismo, como a la ciencia, crecer y evolucionar en el tiempo. Las religiones dogmáticas, por otra parte, están congeladas en el tiempo.  (De hecho, una buena cantidad del esfuerzo de los sacerdotes en el islam y en el cristianismo es utilizado en asegurar que las enseñanzas originales no se corrompan debido a los cambios).

Esta libertad del espíritu se expresa más concisamente en el famoso Gayatri Mantra, que reza:  “dhiyo yo nah pracodayat”—lo que significa, “Inspira nuestro intelecto.” Así que la oración más grande del hinduismo es para claridad del pensamiento. No le pide a nadie que acepte nada con fe ciega en un profeta o cualquier otro agente de Dios. Los maestros en el hinduismo son solo guías que sugieren senderos. No tienen autoridad. El buscador tiene que encontrar su propio camino, con la ayuda de guías, si las necesita.

Bajo esta luz, la “conversión” al hinduismo conlleva aceptar una forma de mirar el mundo y no simplemente cambiar la fe y adoptar un nuevo modo de adoración. Sobre todo significa reconocer la libertad espiritual y rechazar el exclusivismo. Es como aceptar el método científico, que es también una manera de mirar el mundo. No puede hacerse a la fuerza ni con promesas de beneficios.

Como resultado, es un error muy grande decir que todas las religiones dicen lo mismo. Rotundamente no es así. Cuando Krishna dice, “Aquellos que adoren a otros dioses con devoción, me adoran a mi,” y Jesús dice “Aquel que no está conmigo está contra mí,” no están diciendo lo mismo.

Un hindú es el que reconoce la diferencia – y el código fundado en el principio del derecho de todos a la libertad espiritual, mientras que el cristianismo y el islam rechazan e incluso castigan esta libertad. El método de adoración y la deidad o deidades que uno puede elegir adorar son secundarios siempre que uno reconozca el derecho de todos a su libertad y esté preparado para defenderla. Así que los únicos enemigos del Sanatana Dharma son aquellos que se oponen a la libertad espiritual.

Swami Vivekananda sobre a-paurusheya: “Nuestra filosofía no depende de ninguna personalidad para su verdad. Así Krishna no enseñó nada nuevo u original al mundo, ni tampoco Ramayana profesa nada que no esté contenido en las Escrituras. Hay que señalar que el cristianismo no se sostiene sin Cristo, el islam sin Mahoma, y el budismo sin Buda, pero el hinduismo se sostiene independiente de cualquier hombre, y con la finalidad de valorar la verdad filosófica contenida en cualquier Purana, no necesitamos considerar la cuestión de si los personajes tratados allí eran o no hombres concretos o si eran personajes ficticios. El objetivo de los Puranas era la educación de la humanidad, y los sabios que los construyeron planearon encontrar algunos personajes históricos y superpusieron sobre ellos todas las cualidades mejores o peores como quisieron, y sentaron las reglas morales para la conducta de la humanidad.” – Vijayvaani, 8-9 January 2016

» Dr Navaratna Srinivasa Rajaram es un matemático indio, notable por sus publicaciones en la editorial La Voz de India, centrándose en el debate de los”Arias indígenas” en la política india.

*salvo el primer párrafo, todo lo demás en negrita lo he resaltado yo.


ALGUNAS NOTAS PERSONALES 

A pesar de saber que este artículo puede levantar ampollas en algunos lectores, especialmente de las religiones judeocristianas, he elegido copiarlo y traducirlo porque afirma una verdad detrás de otra, tanto si a muchos les gusta como si no. Porque se debe decir la verdad. Por el Dharma y por el beneficio de tantos de los lectores que pueden despertar de su hibernación de “amor y paz” y de “todas las religiones son iguales” y darse cuenta de la verdad.

Me gustaría, con el debido respeto, ir aún más lejos que el autor en algunas de sus afirmaciones. Especialmente por mi experiencia en un ambiente cristiano/ateo, mi propio estudio, y con la ayuda de ser como soy una seguidora del Sr. Rajiv Malhotra, me puedo atrever incluso a ser un poco más radical que el autor en mis aseveraciones:

  • “no hay nada que le frene a un hindú de reverenciar a Jesús como el Hijo de Dios”, dice Sri N.S. Rajaram: esta afirmación habla de la grandeza de nuestra filosofía. Puedes encontrar imágenes de Jesús en muchos templos hindúes, pero todavía estoy por ver una sola iglesia o una sola mezquita en la que haya alguna deidad hindú. El punto de vista inclusivista hindú lo permite. Pero en mi opinión, es más que hora de que PAREMOS esta práctica. ¿Por qué? Por varias razones:
    • a) no hay una característica positiva de Jesús o de Mahoma que no podamos encontrar en ninguna de nuestras deidades.
    • b) por la necesidad de los hindúes de demandar RESPETO MUTUO, en palabras de Sri Malhotra y de Sw. Dayananda Saraswati. Si a nuestras deidades no se les da la misma reverencia y respeto, diría que es incluso tonto que nosotros lo hagamos con deidades ajenas. Porque en lugar de tomarlo en buen espíritu, los cristianos lo usan en su propio beneficio contra nosotros [ver c)]
    • c) a causa de la reverencia que se le da a Jesús por parte de los hindúes, y la afirmación falsa y peligrosa incrustada en los valores hindúes por ignorancia y por intereses creados (el lema “todas las religiones son iguales”), este inclusivismo es usado (y abusado), bajo el disfraz de un giro un poco más hacia Jesús y acabando CONVERTIDO al cristianismo. (Por favor, ver el post n.22 sobre este tema, para entender:
    • – 1) hay un montón de diferencias en el principio (comienzo), el medio (actual y pasado desarrollo agresivo) y el fin (moksha no tiene nada que ver con salvación) de las religiones judeocristianas vs aquellos del hinduismo.
    • -2) no hay nada incorrecto o malo en ser diferente. Al destacar las diferencias preservamos nuestras peculiaridades, que de otra manera se diluyen en el océano del revoltijo IRREAL de la igualdad: no somos iguales y es bueno que la variedad permanezca.
  •  “los únicos enemigos del Sanatana Dharma son aquellos que se oponen a la libertad espiritual”: verdad. Pero el único problema es que la lista es demasiado larga: tradiciones judeocristianas, marxismo, laicismo, invasiones, sepoys indios (término usado por Rajiv Malhotra para aquellos indios que a sabiendas o sin saberlo están vendidos a los intereses occidentales en detrimento de su propia tradición), la mayor parte de los medios de comunicación indios y los medios de comunicación occidentales, la Academia, la Nueva Era, el Yoga occidental y occidentalizado…. Desde dentro y desde fuera de la Madre India, donde nació el hinduismo, hay montones de ataques evidentes o sutiles. ¿Manía persecutoria? No. Ojos bien abiertos por la gracia de Bhagavan y las pruebas dadas por personas como Sri Rajiv Malhotra, Sri Sita Ram Goel, Sri Ram Swarup que pudieron y pueden ver la totalidad del lila de poder de occidente y los occidentalizados al servicio de los intereses occidentales. La lucha eterna entre el Dharma y el Adharma que mantiene el universo, una batalla que se lleva a cabo tanto en nuestro interior como fuera de nosotros, en el mundo físico. Hoy en día es sobre todo una batalla intelectual. Pero tenemos el deber de elegir nuestro lado en todo el drama. Shri Krishna claramente nos lo dijo en el Bhagavad Gita.

Entonces, sí: porque elegí la libertad espiritual. Porque elegí que quería experiencia y no fe ciega en las palabras de otros. Porque hice de mi búsqueda espiritual el sentido de mi vida. Porque encontré en el Dharma todas las respuestas a las preguntas más profundas que tenía. Porque intentando sintonizar con el Dharma me da un contentamiento imposible de encontrar al intentar satisfacer todos los (interminables) deseos. Por todo esto y por muchas más razones, puedo decir que soy una HINDÚ ORGULLOSA de serlo. Y cuanto más aprendo, más orgullosa me vuelvo. Así que por favor, mundo, o bien respétanos, o simplemente échate a un lado. No menosprecies en tu ignorancia la filosofía más rica y más científica aún viva: la que simplemente refleja la verdad COMO ES, con o sin la aprobación de occidente, sus religiones judeocristianas y sus intereses imperialistas. No le faltes el respeto al Sanatana Dharma.

images

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s