41. No existe Yoga sin el Hinduismo

El Día Internacional del Yoga es el 21 de junio. Celebramos una disciplina multifacética basada en la ciencia e inseparable del Sanatana Dharma, su Fuente, que ha sido traída a nuestros días con la ayuda de la tradición hindú y que perdería su poder y su sacralidad sin ella.

hindu-god-shiva-shankar-moon-miniature-artwork-painting-india-yoga-a-k-mundhra

El hinduismo, otro nombre para el Camino Eterno o Sanatana Dharma, está basado en los Vedas, nuestras escrituras sagradas. Consta de seis darshanas o escuelas de pensamiento: Yoga, Vedanta, Jnana, Vaiseshika, Sankhya y Purva Mimamsa. Hoy en día las más conocidas y practicadas son las dos primeras. El Yoga está por lo tanto basado en los Vedas, específicamente en el Atharva Veda, y es una ciencia hermana del Ayurveda, o Ciencia de la Vida, la Medicina Hindú. En la Bhagavad Gita Shri Krishna, el Señor Mismo, enseña a Arjuna entre otras muchas enseñanzas preciosas, la Ciencia del Yoga, que es cuádruple: Karma Yoga, Bhakti Yoga, Jnana Yoga y Raja Yoga.

  • Karma Yoga: el Yoga de la acción sin tener en cuenta los frutos, Servicio desinteresado.
  • Bhakti Yoga; el Yoga de la Devoción (a Él, siendo Él en Su Forma de Krishna o en cualquier otra Forma o incluso Sin Forma COMO ES APROBADO POR LOS VEDAS). El Bhagavad Gita podría ser considerado de alguna manera como un resumen de las Upanishads, la parte filosófica de los Vedas, por lo que lo que quiera que se halle en el Gita debe interpretarse dentro del contexto de los Vedas. Lo que significa que cuando Shri Krishna dice en el Gita “En cualquier Forma que Me veneres, llegará a Mí” debería entenderse en el contexto del Sanatana Dharma, el único camino existente en la época en la que el Bhagavad Gita fue revelado. No hace referencia a ninguna otra forma de “Dios” que surgió en las mentes de las gentes de otras culturas miles de años después.
  • Jnana Yoga: aquí viene el Vedanta, porque mediante autoindagación sobre la pregunta “¿Quién soy yo?” llegaremos a la respuesta final de nuestra naturaleza divina.
  • Raja Yoga: la meditación, recopilada y organizada más tarde por el Rishi Patanjali en sus Yoga Sutras, quien estableció como un sendero convencional aquello que estaba ahí desde los tiempos de los rishis (sabios) antiguos. El Señor Shiva Mismo, quien es el Adi Yogui o el Yogui primero o primigenio para la Tradición Yóguica, había otorgado este conocimiento del Yoga, la primera parte a su esposa Parvati, con la intimidad del Divino enseñando al purusha. La segunda parte del conocimiento fue dada a los Sapta Rishis o Siete Rishis o Sabios. El discípulo de uno de estos Rishis, Gorakhnath, fue el primer postulante del Hatha Yoga. Trata acerca nada más y nada menos que de la Ciencia del logro del Divino mediante la conquista de nuestra propia naturaleza humana al entender y dominar nuestra conexión con la totalidad del Cosmos. El Rishi Patanjali más tarde explicó que el sendero del Yoga comienza con los Yamas y los Niyamas, las Restricciones y las Observancias, una conducta ética que se debe seguir lo más posible antes de ni siquiera pensar en un avance a través de los otros seis pasos hacia la Meta.

En yoga, se veneran las deidades hindúes y busca un objetivo claramente Hindú: reconocer nuestra propia divinidad y fundirnos con la Consciencia que todo lo impregna o Brahman mediante la elevación de la kundalini sakti a través del sushumna nadi (canal sutil en el cuerpo astral) hacia arriba hasta el chakra Sahasrara o chakra de la coronilla. Porque Yoga significa “unión”, “unión de esta individualidad autoarrogada con el Brahman que todo lo permea” cuando descubrimos que nunca existió ninguna individualidad sino sólo ramas que pensaron de si mismas que estaban aisladas cuando eran sólo una parte de y alimentadas por su raíz, el Brahman, el Final, la Consciencia Divina. Asanas y Pranayama y otras técnicas solo buscan preparar el cuerpo y la mente, equilibrar sus energías, para la meditación, como el medio para alcanzar la Meta Divina.

Si existe una diferencia sutil entre la meta del Yoga y la meta del Vedanta esta podría ser que el Yogui al final del proceso permanece existiendo, aunque iluminado. Mientras que para un Vedantín no existe nada que pueda permanecer cuando Todo es Brahman y llegamos a realizar mediante la experiencia que sólo Brahman Es. ¿Qué más queda ahí que pueda permanecer? Lo que quiera que ocurra al final, será tan solo una cuestión de matices que solo Brahman decidirá. No existe incompatibilidad como tal entre el Yoga y el Vedanta como quieren ver muchos estudiosos occidentales (¿podría ser sólo para “divide y vencerás”?)

Me he estado moviendo en el campo de batalla durante estos meses, practicando Yoga en un centro muy conocido, una sucursal de un centro indio de Yoga que tiene centros por casi todo el mundo. Este fue establecido por un discípulo de un también conocido santo indio HINDÚ, con lo que las enseñanzas son puramente hindúes, como lo es el Yoga: los profesores usan nombres hindúes, cantan kirtans y recitan mantras hindúes (a las deidades hindúes). Hacen seva o servicio desinteresado. Recomiendan y siguen el vegetarianismo. ¡¡PERO NIEGAN EL ORÍGEN HINDÚ DEL YOGA!! Sólo aceptan sus raíces indias. Lo máximo que dicen es que el Yoga “comparte” algunos puntos con el Hinduismo, alguna “cosmogonía”. He hablado con el representante del centro, con el director también. Incluso atendí una conferencia durante los primeros cinco minutos, en la que la “Swamini” directora de todos los centros de Europa, señalando a las deidades del templo que tienen allí, se precipitó en decir “aunque veais estas deidades hindúes aquí, el Yoga NO ES hindú.” Escribí a la central en la India, en completo dolor, porque esto para mi es como rechazar a nuestra propia Madre. Ninguna respuesta: mientras que en su página web por lo menos reconocen las raíces hindúes del Yoga, aunque yo estaría en desacuerdo con algunos de los puntos sobre la “igualdad de las religiones” que parecen seguir, no parece que les importe lo que está ocurriendo en occidente con su propio parampara. O quizás escribí a la persona equivocada, porque ni siquiera han dado muestras de haber recibido mi correo.

No podía entender mucho tanta absurdidad como los siguientes ejemplos de frases que me han dicho o he escuchado en ese centro:

  • El Yoga proviene de la India, no del hinduismo
  • Por lo tanto, siempre que el Maestro dice “hindú” en sus libros, quiere decir “indio” (siendo entonces el Yoga sólo una sabiduría “india”)
  • El Raja Yoga no es hindú
  • Shiva es (sólo) el principio de transformación, eso es por que decimos “Om Namah Shivaya” aquí entre los profesores para saludarnos unos a otros.
  • Vishnu, Shiva, Saraswati, Durga, etc son todos fuerzas de la naturaleza, sólo energías
  • OM ¡no significa nada!

Era incapaz de entender lo que estaba percibiendo como una actitud ciega y tozuda de parte de aquellos a quienes son considerados de entre los seguidores más auténticos que uno puede encontrar aquí en occidente y personas inteligentes….¿por qué hablan así? Por supuesto…está claro: puro MARKETING, dinero y poder. Si dicen que el Yoga es hindú, ni cristianos, ni ateos, ni ninguna persona perteneciente a ninguna otra religión dogmática irá a practicar Yoga con ellos. Y yo me digo a mi misma…¿y qué? Lamento sonar políticamente incorrecta, pero si el precio que tenemos que pagar para que el yoga sea “universal” es esta distorsión, yo le daría la vuelta por completo a todo el sistema y le pediría a todas las personas que quisieran practicar Yoga que ellas son las que tienen que pagar el precio. Les diría: “como el Yoga es sin lugar a dudas hindú, al final podríais encontrar verdades que vuestra religión no considera o incluso que rechaza. ¿Estáis preparados para ello? Si la respuesta es sí, entonces sois absolutamente bienvenidos.”

El Sr. Rajiv Malhotra, un erudito que está dedicando su vida a defender el Dharma y a quien sigo, acaba de poner en su facebook oficial un vínculo a un video de una señora cristiana con conocimientos del cual he tomado el título de este artículo. Esta señora, como otras personas que saben de otras religiones, ha entendido perfectamente que el Yoga es incompatible con el cristianismo ¡porque el Yoga es hinduismo!. Por supuesto no estoy de acuerdo con la tendenciosa visión del Yoga como apertura de puertas para la entrada de demonios, y kundalini como el rey de los demonios :-), pero al menos ha captado que son contradictorios y fundamentalmente incompatibles. Como ella dice en otras palabras “para ejercicio como cristiano, mejor haz estiramientos o tenis, no abras puertas que el Yoga abre a reinos que a un cristiano no le gustaría visitar.”

Aquí puedes encontrar este video:

Para un cristiano que sabe de cristianismo, pero también de Hinduismo y de Yoga, el Yoga es un sendero de autoengaño que no conduce a Jesús sino al diablo. Para un hindú, Yoga es un sendero que nos lleva al Divino desde la ignorancia. ¿Podrían existir una contradicción y una incompatibilidad más grandes? Además de darnos alimento para pensar que por sí solo sería un tema de otro artículo completo…esta perspectiva coloca a Jesús y a Brahman en extremos opuestos….mientras que Jesús reúne para los cristianos todas las cualidades positivas posibles, Brahman para los hindúes lo es Todo en todo.

Así que continúo siendo políticamente incorrecta: ¿Es el Yoga universal? Desde mi punto de vista, no. Aunque es beneficioso para todos porque ayuda a la totalidad de la persona: físicamente, mentalmente, energéticamente y espiritualmente, no es una “espiritualidad universal” como lo han digerido los Movimientos de la Nueva Era. Es ESPIRITUALIDAD HINDÚ, o con más precisión, ESPIRITUALIDAD VÉDICA, O ESPIRITUALIDAD SANATANA DHARMI. Es un hecho: EDITADO: existe cierta metafísica como requisitos que el yogui tiene que cumplir, que pueden chocar con su propia historia personal y creencias si pertenece a alguna religión abrahamánica o si intenta aislar el yoga de un estilo de vida perspectivas completos y específicos. (Más tarde he visto lo que trato de decir mucho mejor explicado por el Sr. Rajiv Malhotra en su vídeo por la ocasión del Día Internacional del Yoga, en Filadelfia. Se puede encontrar en su facebook oficial).

Entonces en mi opinión uno puede llamar al yoga “universal” o no depende de como nos aproximemos a ello: es universal en el sentido de que beneficia a todo el mundo (y de que provee de herramientas para experimentar verdades universales). No lo es si uno tiene en mente que sigue cierta metafísica, estilo de vida y perspectiva que uno no puede ni debe negar o evitar, sino aceptar como parte del yoga: esta metafísica, este estilo de vida y esta perspectiva son puramente védicas. Y sin ellos, el yoga no sería el yoga, sino gimnasia o algo diferente. Uno no puede decir que en el yoga todo vale.

 

Para mi el Sanatana Dharma es la Verdad última….pero no creo que la gente de otras religiones compartiría mi punto de vista. Así que, en total honestidad, es nuestro deber decir la verdad, para que la gente que se aproxime al Yoga la conozca. Lamento que incluso muchos Maestros, quizás sabiendo de los muchos beneficios de ello, y queriendo que toda la humanidad se viera beneficiada de ello, silenciaran esta verdad para que los occidentales no se asustaran y no lo evitaran. Pero las consecuencias han sido terribles y dolorosas para nuestro amado Dharma. Ya es más que hora de armonizarnos a Sat en nuestras vidas como hindúes, y decir la verdad “sin tener en cuenta sus frutos”, como por ejemplo este de ser políticamente incorrecto.

Otro tema sería las innumerables tonterías que han surgido bajo el nombre comercial de Yoga, como “Fitness Yoga”, “Yoga para gays”, “Yoga Caliente” o “Yoga Desnudo”. Esto se resolvería con tan solo quitar la palabra Yoga porque no tiene absolutamente nada que ver con la meta del verdadero Yoga. Sólo sirven para aumentar el ego y acelerar el sendero descendente hacia el infierno de los placeres. Nada que ver con el Yoga auténtico que busca ayudarnos para que nos desapeguemos interiormente de este mundo de dolorosas dualidades entendiendo por doloroso (antes o después) tanto el placer como el dolor.

Los occidentales seguirán desenraizando el Yoga del hinduismo, pero lo que hacen es puro Asat, no basado en la Verdad, siendo la Verdad lo único que permanece constante e inmutable eternamente, y que no depende de tiempo, circunstancias, conveniencias o modas. Y como hindú devota, defenderé, como lo estoy haciendo cada vez que surge la oportunidad, que el Yoga es hindú, tanto si les gusta como si no. La Verdad siempre triunfará por sí misma, pero es nuestro sagrado deber defenderla, para el beneficio del Dharma y para el beneficio incluso de otras religiones y de sus seguidores…porque ¿querría un ateo o un musulmán o un cristiano fundirse con Brahman? No lo creo….mejor deberían saber desde el principio que las puertas que están abriendo puede que no les lleva a la habitación a la que desearían llegar.

Sadhu_and_a_picture_of_Siva

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s