36. Mi Madre Kali

goddess-kali-EA50_l

Hace mucho tiempo que quería escribir sobre la Madre Kali un poco más extensamente de lo que lo he hecho en algún otro artículo, pero no me sentía con suficientes conocimientos para hacerlo, así que lo había dejado para otro momento. La complejidad a la hora de comprender el Sanathan Dharma, que radica en que son muchas capas a atravesar, le hace a una humilde, y cualquier aproximación que se haga a cualquier asunto será siempre incompleto, más cuando una no es una gurú, ni una erudita. Como aquel grupo de ciegos a los que se les pide que describan un elefante tocándola: el que toca una pata afirma que el elefante es como una columna, áspero y firme, mientras que el que toca la cola argumenta que claramente es como una cuerda fina, imagínate la descripción del que toca la oreja, que al final del cuento todos discuten entre ellos con absoluta seguridad sobre cómo es un elefante, cuando todo lo que han podido obtener son sólo verdades parciales.

Aún así, el empuje y el entusiasmo por el Dharma es lo suficientemente fuerte como para que me haga hablar de diferentes temas en este blog. El Sanathan Dharma es un camino que nos lleva a ver el elefante como un todo, para al final descubrir un buen día que el elefante no existía por sí mismo sino porque nosotros lo creamos….esto sería entrar en la perspectiva vedántica…

Como devota de Shiva, es bastante natural para mí que me atraiga su equivalente Durga y también la forma de Durga denominada Kali. La belleza de Durga se representa generalmente de forma que es fácil para todos apreciarla. Durga es la claridad. Pero el misterio de Kali la hace atractiva ya que puede que no siempre sea atractiva para el ojo físico. Pero es Poderosa y bella para el ojo interior abierto a la devoción. Nos ayuda a abrazar la oscuridad como parte del todo para ir más allá de las dualidades. Ella destruye lo que necesita ser destruido para poder construir de nuevo. Como hace el Señor Shiva.

 

Se podría decir que SatChitAnanda, la Consciencia Última que permea todo el universo, se manifiesta en diferentes grados, apareciendo de manera obvia en un ser iluminado o en una Devi (Diosa) o Deva (Dios), y más escondida en una piedra, pero PRESENTE en todas partes. Así que la devoción a las Devis y a los Devatas es una forma más sencilla de alcanzar la meta final de Moksha o liberación del ciclo de nacimientos y muertes que nos tienen como vagabundos en este mundo. La pareja Divina de Shiva y Shakti/Durga/Kali es la manifestación de la plenitud que representa la suma del principio masculino y el principio femenino. Son tanto los padres del Universo, como son la Consciencia Pura (Shiva) y Su Fuerza Activa (Shakti/Durga/Kali), así como cada uno de ellos puede ser venerado como el Último, considerados como masculino o femenino respectivamente y también se puede ir más allá del género y considerarlos como el sustrato del Universo y como la Consciencia. Entonces podemos dirigirnos a ellos o bien de una forma dvaítica (dualista: Yo, el devoto, te venero a Tí, Bhagavan) o bien de una forma advaítica (no-dual, no-hay-dos, sino Uno: YO SOY la Consciencia Última). Y ambas aproximaciones dvaítica y advaítica pueden alternarse en el sendero de un shadaka (buscador espiritual) mientras evoluciona espiritualmente. Con esta explicación, vemos tan solo un pequeño ejemplo de cómo se entremezcla la realidad en una perspectiva dhármica. Si esto es solo una pequeñísima parte, me pregunto cómo tantos indólogos y profanos occidentales se atreven a dar una visión congelada de lo que es infinito, desde su limitado punto de vista y la mayoría de ellos careciendo del adhikara necesario (cualidades espirituales desarrolladas a lo largo de muchas vidas que capacitan al buscador para una mayor comprensión de las verdades espirituales.) Desde este punto de vista desde fuera de las cosas, proviene el mal nombre que se le ha dado a mi madre Kali. No pueden VER, ¿entonces por qué juzgan?. Mi Madre no necesita que se la defienda. ¿Quien puede defender al Infinito? Somos nosotros los que necesitamos ponernos del lado del Dharma y oponernos a aquellos que, desde su perspectiva adhármica o ignorante cuanto menos, no respetan lo que debe ser respetado.

Kali Ma es oscura. Es la asesina del Tiempo, La que destruye nuestros apegos y la ilusión de tomarnos la vida como nos la tomamos, al llevarnos más allá de los parámetros de tiempo y espacio. Ella es la Madre que siempre nos dará lo mejor para nuestro progreso espiritual, ya sea algo dulce o algo terrible desde una perspectiva materialista. Mata a los demonios internos que destruyen nuestra evolución interior. Y a veces, para corregir a un niño que se está desviando del camino, uno tiene que utilizar métodos estrictos. Nos rescata de las vidas sin sentido y llena nuestras vidas de sentido espiritual. Shri Ramakrishna Paramhansa fue un claro ejemplo de lo que significa la devoción a Kali Ma: su total comprensión de esté mundo material lo transmitió en dos de sus famosas frases: টাকা মাটি, মাটি টাকা “taka mati, mati taka”, traducido más o menos como “el dinero es inmaterial en su naturaleza”: y “ten cuidado con el oro y con las mujeres”: tan malentendido, él generalmente se dirigía a devotos hombres, a quienes tan sólo les estaba aconsejando que tuvieran cuidado con los apegos al dinero y a los placeres.

 

ramakrishna-paramhansa-with-goddess-kali-QP19_l

  1. Siendo artha y kama dos de los purushartas o metas en la vida, cuando el dinero se gana (artha) o los placeres se disfrutan (kama) dentro de los límites de lo lícito, son sólo un paso necesario en el sendero de un buscador, que tarde o temprano, en esta vida o muchas después, tiene que ser trascendido. Entonces para un mumukshu, aquel en quien el fuego del deseo de liberación está ya ardiendo dentro, los apegos tienden a y deben ser dejados atrás. Kali Ma ayuda en estos pasos finales para cruzar el océano del Samsara (ciclos de nacimientos y muertes).

220px-Kali_by_Raja_Ravi_Varma

Kali Ma es reverenciada por todos los hindúes como la Madre Divina, y específicamente venerada por los Shaktas así como por los Tántricos, entre otras corrientes sanatani (hindúes). La devoción por la Madre Kali es extensa y destacada especialmente en Bengala Occidental, aunque se venera en toda la India. Hay muchas explicaciones de la manera en la que se le representa en pinturas y en Murtis (esculturas sagradas). Están llenas de simbolismo como las representaciones de todas las Devis y de todos los Devatas. Ella vive y está presente aquí y ahora, y las murtis en las que Ella está claramente viva (he sido testigo de ello) son solo medios para contactarLa en nosotros y en todo de una manera más sencilla. La Madre está llena de Compasión para quien quiera verlo. No hay que temerla sino reverenciarla como la Fuerza Más Grande del Universo. Si descansamos en su regazo, nos llevará a lo largo de nuestras vidas hasta que finalmente lleguemos a la otra orilla. Necesitamos aprender a rendirnos o entregarnos a Bhagavan en cualquiera de sus formas o sin forma y ver los milagros que esta entrega causa en nuestras vidas, cuando aprendemos que no somos los hacedores o los disfrutadores que pensábamos ser, que Ella Lo Es….que, de hecho….SÓLO ELLA ES.

¡¡Jai Kali Ma!! (Victoria a la Madre Kali)

Kali-small2

P.D.: ¿Quién dice que Bhagavan no habla con nosotros? Cuando estaba escribiendo este artículo y como de la nada, mi amiga/hermana Isa que no sabía que estaba escribiendo ésto, me ha mandado este maravilloso Bhajan a Kali Maheswari. ¡¡Gracias Madre, por hablarme a través de ella!! Estoy emocionada….por favor, escucha esta belleza:

Advertisements

One thought on “36. Mi Madre Kali

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s