10. ¿Por qué la necesidad de defender el Dharma?

Cuando eres tan bendecido como para tener un tesoro inestimable entre tus manos, un tesoro que sigue desvelándose poco a poco, en el que cuanto más buceas, más encuentras que estás tocando el infinito con la punta de los dedos, ¿no lo protegerás?. Nadar en el océano del Hinduismo es ir hacia dentro de uno mismo y descubrir todo el universo dentro. Defender el Sanatan Dharma es defender el derecho de todas las criaturas a vivir en sincronía con las leyes universales.

Existen diversas fuerzas socavando a la India, como el sr. Rajiv Malhotra ha probado con hechos, datos y nombres en uno de sus libros “Breaking India” (“Rompiendo la India”):

“La integridad de la India está siendo socavada por parte de tres redes globales que tienen bases bien establecidas operando dentro de la India: (i) El radicalismo islámico vinculado a Pakistán, (ii) los radicales Maoístas y Marxistas apoyados por China via intermediarios como Nepal, y (iii) la identidad drávida y dalit cuyo separatismo es alimentado por occidente en el nombre de los derechos humanos. Este libro se centra en lo tercero: el papel de los Estados Unidos y de las iglesias europeas, académicos, centros de estudios, fundaciones, gobiernos y grupos de derechos humanos en la promoción de las identidades de las comunidades drávidas y dalit para separarlas del resto de la India. El libro es el resultado de cinco años de investigación, y usa la información obtenida en occidente sobre la financiación extranjera de estas actividades basadas en la India. http://www.breakingindia.com/.

Por supuesto, ésta y otras fuerzas operan también con la finalidad de destruir la cultura india y de imponerse ellas. El carácter distintivo indio no se puede entender sin el hinduismo como la fuerza impulsora. Es cierto que el Sanatan Dharma es, como su nombre indica, eterno y por lo tanto indestructible. Pero ¿qué ocurriría si estas fuerzas triunfaran en su intento de destruir e imponerse?. Como dice el Sr. Malhotra, el hinduismo se vería reducido a tener que ser hindú en secreto, perseguido y esclavizado, como ya ocurre con muchos hindúes: en Pakistán, en Bangladesh, incluso en la propia India en Cachemira, donde miles de pandits (ceremoniantes religiosos hindúes) fueron masacrados siendo los habitantes originales del estado de Cachemira, y cerca de 400.000 tuvieron que huir a otros estados de la India, escapando de sus hogares. ¡Exilados en su propio país!.

Es un hecho que occidente ha dominado y quiere continuar con su hegemonía en todo el mundo. Y lamento decir (pertenezco a un país cristiano católico, aunque legalmente “laico”) que el cristianismo durante toda su historia ha ido mano a mano con la destrucción causada por occidente en todo el mundo. Los paganos fueron destruidos, por ejemplo, y donde quiera que occidente ha llegado (mira en África), ha destruido la cultura “nativa” para imponerse ellos. ¿Por qué? Muy sencillo: es la eterna tensión entre el Dharma y el Adharma, que siempre ha ocurrido, y a todos los niveles de la existencia en el cosmos, visibles e invisibles, incluso en el interior del ser humano. Y occidente es una de las fuerzas externas más grandes que encarna el adharma. Entonces tiene que ser contrarrestado en esta danza eterna entre fuerzas opuestas. 

El Dharma es la lengua del Divino, el Divino que todo lo abarca, el Divino omnipresente. Esta es la razón por la que el Sanatan Dharma todo lo abarca y puede reconocer la sacralidad en todo. Y esta cualidad del Hinduismo ha sido mal usada y abusada por parte de las fuerzas adhármicas para convertir forzosamente a los hindúes y destruir la cultura de múltiples formas. Mi corazón sangra por esta injusticia vergonzosa y estoy avergonzada de pertenecer al lado del mundo que ha hecho tanto daño al resto de la humanidad y a las demás criaturas. Ya es más que hora de que la gente reclame justicia.

Cuando se es dhármico, se sintoniza más y más con Ishwara (Dios) y con el tiempo, con el sendero que lleva a alcanzarLe en nosotros y en todo. Esta es una prueba más de la inseparabilidad entre lo que en occidente se llama la materia y el espíritu: vivir una vida dhármica en el mundo y proteger al Dharma es la mejor forma de respetar la sacralidad que la diversidad provee, en lugar de la uniformidad del mundo entero, como intenta hacer occidente.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s