07. La necesidad de abandonar la “occidentalidad” para entender el hinduismo (2)

Continuación

Continúo con algunas explicaciones sobre por qué en mi experiencia es absolutamente necesario abandonar la mentalidad occidental lo máximo posible para entender el hinduismo.

Aquí debo mencionar una idea que estaba en mi cabeza desde hace tiempo, pero que el Sr. Rajiv Malhotra ha explicado tan bien, en relación a la “unidad sintética” en las religiones abrahámicas/occidentales versus la “unidad integral” en las tradiciones dhármicas. Responde a toda una mentalidad, a una forma de ver la vida y guía cada paso en ella para ambos mundos. En todo el mundo occidental hay una lucha por ejemplo por inculcar el concepto de “solidaridad” entre la gente (sólo), como una modernización del denostado término “caridad”. Y la lucha continúa porque la mentalidad consiste en considerarse a uno mismo como una entidad separada del resto del mundo, y cualquier maniobra que se realice para “conectar con el otro” es una unión artificial (“sintética” en palabras de Rajivji), superficial y de corta duración: las bajas tendencias hacia el egoismo, tan detonado por la individualidad ensalzada en occidente, surgen rápido en el individuo y se olvida la solidaridad. Necesitamos una mente india para entender y experimentar la interconexión sagrada entre todos y todo en este universo, el que Parabrahman sea el substrato de todo hace que sea natural la unión integral entre todos.

Algo más que he descubierto en mi trayectoria personal es otro efecto secundario grave de la visión dualista del mundo: a no ser que uno supere esta perspectiva dualista, o al menos acepte la posibilidad de “vida más allá de la dualidad” :-), se verán los shastras (escrituras sagradas) y las afirmaciones filosóficas del sanathan dharma como llenas de contradicciones. Uno tiene que abandonar la occidentalidad en la mente para entender algunas verdades, porque para una mente occidental/occidentalizada, las cosas son o blancas o negras, y no hay más opciones. Tendría verdaderos problemas de comprensión de las verdades contenidas en los shastras, que yo expondría así:

a) verdades paralelas horizontales que parecen contradecirse unas a otras: como por ejemplo, “es” pero “no es” al mismo tiempo: el Bhagavad Gita afirmando por un lado que jnana (la sabiduría) es superior a cualquier otro marga (camino), mientras que en otra parte del Gita parece que bhakti (la devoción) es superior a cualquier otro marga, y en alguna otra parte parece que se prefiere el karma (la acción desinteresada). O cuando Él (el Señor Krishna) parece elogiar más la vida de familia cuando en otra parte dice que la renuncia al mundo es lo mejor. 

b) verdades verticales que son sólo capas de verdades que deben entenderse según la evolución espiritual del jiva (ser individual) en cada momento de su trayectoria. El devoto y el Objeto de su Devoción son verdaderos, relativamente verdaderos hasta que se consigue la Unidad (Uno) del Tat Tvam Asi (Tú Eres Eso).

 

a) Verdades paralelas horizontales:

Esto del Gita es sólo un ejemplo de los muchos que uno puede encontrar confusos cuando estudia o reflexiona sobre el Hinduismo. Uno tiene que ver la riqueza de la Plenitud de Bhagavan (¡Victoria al Señor Krishna!) cuando se expresa a Sí Mismo mediante el Gita como un redondo Loto sagrado y nos da las muchas posibilidades como los pétalos del loto igualmente válidos para llegar a Su centro, ¡que es tu propio Centro! Podemos escoger uno que sea más acorde a nuestra personalidad, o dos, o todos, y nos daremos cuenta de que escogiendo uno no sólo nos acercamos al centro, sino también a todos los demás pétalos.

 

b) Verdades verticales como capas de entendimiento:

Entonces hay diferentes aproximaciones a la Verdad Última. Pero me da la sensación de que cuando se realiza la Unidad, a veces permanece como verdadero también el balanceo en la relación devoto-objeto de la devoción. Lo que nos devuelve a a) (se convierten en verdades paralelas), para concluir que la complejidad de las aproximaciones a la Verdad son tan sólo diferentes escaleras de más o de menos peldaños que nos suben a lo Más Alto de Uno Mismo. Y NO contradicciones.

Si supiera pintar, me gustaría pintarlo…..el Sanathan Dharma debería pintarse…todavía estoy por entender en profundidad los yantras, pero estoy bastante segura de que tienen algo que ver con el reconocimiento de todo entrelazado para formar el Uno….

En mi opinión. uno tiene que haber vivido (en esta o en vidas anteriores) en la cultura hindú para entender su profundidad. De no ser así, existe una tendencia muy humana a traerlo todo bajo el paragüas que conocemos mejor, y hay dos paragüas diferentes en este caso, el occidental y el indio. Prefiero el paragüas colorido con tantas tonalidades, que el blanco y negro. ¡Honestamente! Porque en el colorido está incluido el blanco y negro. Pero no al revés.

Todavía estoy en el proceso…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s